Esta vez llegue justo  a la estación de tren en Hanoi para coger el tren nocturno hacia Sapa la región montañosa del norte de Vietnam , mi ultimo destino en este pais .

La razón esta vez fue muy sencilla todos los días paseando por la ciudad de Hanoi  , ahí mismo a pie de calle había un barril de cerveza  , al lado, sentado en pequeñitas sillas , autenticos personajes de la vida diaria Vietnamita , casi siempre eran los mismos y me recordaba las tertulias de algunos personajes en el Riosol , un día a mi paso no puede resistir la tentación de compartir tertulia  , ni un turista , ni un mochilero ni un extranjero , un bar improvisado en plena calle de Hanoi , así me inmiscuí en este improvisado chigre Vietnamita , ni un solo intento de engaño , aki era uno mas , la pinta de cerveza era casi regalada así que había pa todos , muchas risas pase ese día y puedo decir que fue el mas autentico de toda mi estancia en Hanoi , ahí mismo en plena calle de Hanoi me sentí por una vez inmerso en la autentica vida Vietnamita  ,olvidando  mi preciosa cara de dólar .

Llegue a la estación a las carreras y subí al tren como pude , divisaba unos grandes edificios que íbamos dejando atrás , sin tiempo ni para posar la mochila el tren partió , ya estaba de nuevo en otra batalla , había subido al vagón   restaurante , había nuevos personajes en otra nueva obra de teatro , pase un tiempo ahí sentado, después comencé a caminar con billete en mano buscando mi vagón  , la primera puerta que abrí era como una obra de Shakespeare,  una pareja de enamorados brindando con copas de vino y una suculenta cena , el vagón era decorado con buen gusto  y espacioso , las puertas abiertas , lo mismo el siguiente vagón , mis ojos relucían resaltando el esplendoroso  tren en el que me había aventurado , todo un romántico tren , no parecía tener fin , abría una puerta y aparecía otra , esta vez ya el numero subía a 4  personas por camarote  , pero seguían brindando y tertuliando , me dije a mi mismo si había montado en el famoso transiberiano , continuaba pasando vagones y el numero aumentaba hasta 6 , parecía que la decoración también había cambiado atrás quedaban esos colores de oro y tapizado de madera , la gente se apelotonaba en pandillas en los vagones , supuse que pronto llegaría el mío , ahora veo literas y ya ni existe decoración familias enteras comiendo arroz con niños en los camarotes y compartiendo las literas como se puede , todos apelotonados pero ni siquiera llega mi vagón , creo que me perdí en el tren hacia Sapa , así fui pasando vagones y vagones sin fin , cruzar un tren presumiblemente hacia el ultimo vagón no es una tarea de 5 minutos , ya los vagones eran al estilo batallón de regimiento militar , la gente estaba de pie en los pasillos y mas adelante tenia que saltar a gente durmiendo en ellos mismos , fue así cuando llegue a mi vagón el ultimo de todos , había una litera libre , la gente dormía pose la mochila y decidí dar vuelta atrás , después regrese de nuevo , creo que ya debió pasar la noche entre vuelta y vuelta , me eche en la litera y  cuando me di cuenta había llegado a la estación de Lao Cai, era de día y todos los vagones ya estaban vacios , intente buscar mis sandalias de agua pero habían desaparecido , salí el ultimo del  tren ante mi intento fallido de recupéralas , tome el colectivo hacia Sapa y llegue a las montañas después de un día ajetreado .