Llegue a Kanazawa desde Sirakawago , era mi ultimo destino en este periplo por los Alpes japoneses , ahí de nuevo enlazaría con la compañía Willer bus para viajar hasta Tokio , pensé que era otro pueblito pero una gran sorpresa me lleve , lógicamente debía ser así para enlazar mi salida , Kanazawa era una gran ciudad y la capital de esta provincia , no era otro pueblo como yo pensaba , el autobús se detuvo , camine unas calles y enseguida tenia mi guesthouse .

Un par de días antes de partir , fue así cuando estaba en uno de los centros comerciales de la ciudad , la platas de alimentación parecían plantas de diseño o gourmet , todo es detallitos y cositas estilo gourmet , me apetece un pastel que se come con la vista , gominolas en cajitas de regalo , galletitas de dibujos , todo es diseño demasiado para mi economía , hoy tengo 10 euros para una buena comida al día no desayune y estoy haciendo tiempo para esa única comida , el estomago ya me empieza a sonar cuando me detengo en un puesto donde venden latas de sardinas de las Rías Baixas en aceite de oliva , gourmet delicatesem , ohhhhh al lado con toda la mala suerte una panadería con Pan , como puede ser esto me están matando , una barra de pan 2,3 euros una lata sardinas otros 2 euros y medio y una coca cola euro y medio total 6 , 7 euritos ,,,,,,, que locura pienso en mi típico plato japonés pero tengo que decidir , hacer la compra e irme a uno de los perfectos parques japoneses o esperar unas horas mas y regresar a mi guesthouse para irme a cenar a un restaurante local barato típica comida japonesa .

Esta vez toca sardinas a la gallega , aun recuerdo esa tarde a la sombra de un árbol en el parque , no quería que se acabase el bocadillo nunca mejor dicho delicatesem en Japón ..........