Spanish Chinese (Simplified) English French German Indonesian Portuguese Vietnamese

Visitas

Visitas del artículo
2206159

Varanasi

                                VARANASI


Mi tren no se había detenido en Varanasi como pensaba sino en Mughalsarai 10km antes, atravesé el puente del Ganges con dirección a Godolia, la calle principal, lo que sería un punto de partida hacia las intrincadas calles de Varanasi.
A la izquierda observando entre los ferruginosos hierros del puente, sobre el rio Ganges, Varanasi, Godolia se asemejaba a Goliat, asombrosa, grande, que batalla tenía que librar  sin haber puesto un pie en la ciudad sagrada.  Varanasi me esperaba , no existe término medio para definirla ,así pensaba a escasos 500 metros de tocar la mano al gigante Goliat .
Caminaba hacia adelante con mis 150 rupias en el bolso 2,3 euros , suficiente para andar 150 km en india , parando entre cajero y cajero , bajo el enfermizo trafico que me torturaba dentro de esta jauría humana de Varanasi , ejércitos de bicicletas tiradas por hombres con piernas renqueantes me abordan en el camino , a golpe de pedal , igual que si de una luz celeste se tratase , allí encima del sillín trabajan de día y duermen de noche , su casa rodante , pedaleando día tras día por unas miserables rupias , pose mi mochila , pues me flaqueaban las piernas , una pausa para respirar , sentarme y descansar , para beber y derramar la mitad de la botella de agua por mi cuerpo sudoroso , inútil conseguir dinero, las tarjetas fallan todas , pero no tiene eso aquí mucha importancia en la ciudad de Varanasi , un  joven masticando una hoja de Betel con la dentadura rojiza y los dientes podres , todos ellos,  me hace de guía para ganarse unas rupias por las calles  tenebrosas y estrechas de Varanasi , siempre intentando convencerte que su propuesta es la mejor , sigo sus pasos ciego ,  sin luz alguna en este laberinto oscuro y místico , guiado por un buscavidas de las calles de Varanasi , sin entender una palabra de lo que habla , pues apenas puede vocalizar mientras mastica su pasta roja , y hemos llegado a una Guesthouse Yaduvanshi , a escasos metros de uno de los GHats del rio sagrado , mañana cuando los rayos del sol asomen estaré envuelto en una fragancia de tan grande elocuencia .
Benarés , una tarde por el Ganges , puedo ver el rio sagrado , resguardado por prodigiosas siluetas de templos , templos viejos y ruinosos pues es esta una de las ciudades más antiguas del mundo , las paredes  por siglos ellas han visto como el sol se alza luminoso aun , y la vida nunca aquí se ha visto detenida , el tiempo pasa como siempre en Benarés , insólito ante la mirada de todos aquellos que la visitan , el viejo Ganges envuelto el , en restos y misterios , sobre sus aguas devora cuerpos , la vida y la muerte en Benarés  , el Ganges lo es todo , todo aparece y desaparece bajo sus aguas , la ciudad se extiende sobre su ribera , oculta atrás entre callejones , y a sus pies las escalinatas , inclinadas  ellas van a morir al Ganges , infinidad de Ghats donde la vida fluye , donde la vida y la muerte  se juntan , siempre presentes con fuerza , con sentido religioso , pues Vanares es la ciudad sagrada de la India , la vida religiosa comienza a primera hora de la mañana , al amanecer cuando los ghats están envueltos de aura nebulosa , es así cuando Vanares despierta ,  sórdida ella , esperando la multitud , esperando la ceremonia de la puja , los devotos hindús purifican su cuerpo y alma , se sumergen varias veces en el agua para la oración , bañarse en el rio más contaminado del mundo purifica el alma , libera tus pecados , un contacto directo con la divinidad .
Y ya la gente no solo se purifica, se baña, lava  y tiende la ropa, se asea los dientes e incluso bebe agua sagrada,  se la llevan en vasijas de barro, todos ellos hacen el ritual diariamente,  el Ganges se presenta como el ciclo de vida y muerte, porque la muerte aquí toma tanto importancia como la vida.
Y se me hace imposible creer lo que veo , mi cuerpo se petrifica con sus abluciones a la orilla del rio , ahora ya después de un rato caminando entre los Ghats , veo humo , un humo que se eleva , son los Ghats crematorios , y me siento a observar , en un banco ,caliente este de las cenizas , un hombre se acerca, quiere comisión por ver a su familia  incinerada , cualquier artimaña vale para ganarse unas rupias , insiste y me levanto hacia otro lado, sigo observando , veo ahora cadáveres a la orilla del rio , algunos con el rostro y los pies al descubierto , reposando sobre su cama de bambú , esperando para ser sumergidos en el agua , serán purificados , después incinerados , una niña rebusca entra las cenizas mientras come una bolsa de patatitas , los cuervos esperan volando alrededor , la vida sigue en el Ganges mientras la muerte se presenta , los niños juegan al Cricket en un campo improvisado , entre las escalinatas , entre la gente , entre las vacas , entre los templos con el Ganges de fondo , la pelota se pierde entre la bruma y la vida sigue  , cometas al cielo de Benarés  , cometas a la orilla del Ganges , Benarés única ella .
Explosión de vida y color única de la India , hacen su aparición las estrechas calles de Benarés , 2 metros cuadrados donde todo converge , las vacas , los perros , los gatos y nosotros los humanos , basura y mas basura ya familiarizado con ella , puestecitos de galletas , de bebida  , de papel , de jabón , de incienso , pequeños templos donde detenerte a  tomar un té , un chay , hay mismo ,con el hornillo en la calle , increíble india que tanto puedes llegar  amar o odiar ,  mi parada siempre para tomar un Lassi , batidos típicos de la India , servidos en un cuenco de barro con cucharitas de madera , también Especial Lassi , de marihuana , si ya de por sí es una locura las calles de Varanasi , con un Especial Lassi no digamos , alucinógeno para mí , tenía el poder de escucharlo todo  , todas las conversaciones  , mientras comía en un bar , todo lo oía , todo lo percibía  , un mutante superhéroe , tenía el poder de escuchar todo lo que hablaba la gente a metros de distancia , tenía ese don , un arma secreta , un X men , mutantes en Varanasi , dicen que con un 2,3 días  es suficiente , pues pase 10 días y cada día era diferente , cada día la vida y la muerte asoma en Benarés .
Benarés cada día un espectáculo , todos los días hay una ceremonia religiosa a la orilla del Ganges , allí la gente acude , puedo ver filas y filas de personas esperando limosna , sentadas en la avenida principal , todo tipo de personajes y personas , Brahmanes , Gurús , Shadus , ascetas hindúes  que renuncian a la vida material para una vida de austeridad y penitencia , en busca de la iluminación , algunos allí viven a orillas del Ganges  , unos verdaderos y otros falsos , muchos charlatanes y mucho impostor haciéndose pasar por Shadus  , incluidos muchos europeos que llegan a Benarés pensando que les va cambiar la vida o más bien a descolgarse del mundo por unas semanas , fumar canutos , hacerse rastras , tomar cervezas  , y renunciar a lo material , ascetas  posmodernos , Vanares es infatigable , todos los días  cuando el espectáculo termina , ya en la noche , puedes ver  velas y flores en cuencos flotando por el rio , cientos de barcas allí presentes , pues el rio llevara tus deseos , y así termina la ceremonia , entonces el ciclo de la vida y la muerte continua .
Y camino de nuevo entre la multitud , de pronto un grupo de hombres cuelga sobre sus hombros un cadáver , en una cama de bambú , van muy rápido abriendo paso y cantando oraciones ceremoniales , entre curva y curva pierdo su estela pues van a un ritmo endemoniado ,  al final llegue , era otro crematorio , mas grande aun que el primero , sobre las calles montones de madera apiladas , calles enteras de madera para la cremación ,  me asome al Ghats , baje las escaleras , me senté ahí mismo en primera línea , sentado en las mismas escaleras , con un calor bochornoso , con un olor a muerte , sobre mis pies 5 cadáveres ,  posicionados todos ellos  en la escalera,  esperando turno , pues hay tantos y tantas cremaciones que hay que esperar mientras se preparan las piras , piras de madera donde depositaran  y quemaran los cuerpos , envueltos en sabanas blancas , sus cabezas se desprenden y son fijadas estas sobre su almohada de madera , bien sostenidas ellas , algunas descubiertas ,  esos cuerpos que tengo al lado mío , sobre mis pies , como que nada quiere la cosa , tan natural como aquí es , más cuerpos van llegando , se van depositando por el suelo , en cualquier espacio apilados  , la cama son 4 palos de bambú , sobre el cuerpo llevan grinaldas y flores , flores blancas de gardenia , el cadáver va atado por cuerdas  , 4 hombres conducen el muerto hacia las aguas del rio , casi se cae por el camino , pues las escalinatas tienen pendiente , allí lo tiran , recitan el mantra , lo purifican en el agua del Ganges y son incinerados después , nadie llora , el alma se ha desprendido del cuerpo , en unas horas no quedara nada , los restos son lanzados al rio , por ahí andan los buscadores de oro , en medio del agua contaminada por los cadáveres , rebuscando entre sus fondos ,llevan una cuerda con un imán para detectar cualquier objeto joya o metal del ya difunto hombre ,rebuscan revolviendo entre la arena , con una cesta igual que buscadores de oro , todo eso acontece a orillas del Ganges y eso en india pasa desapercibido , algunos no tienen ni para leña , muchos miembros quedan no consumidos , son arrojados al rio , todo va al rio , algunos pueden ser arrojados al Ganges sin ser previamente incinerados , según el hinduismo ya han sido liberados , elegidos por Brahma , los Brahmanes , mujeres embarazadas , niños menores 12 anos y los muertos por picadura de serpiente , así es común ver flotar por el rio algún cadáver de bebe como algún otro viajero le ha pasado , todo esto es Vanares , posiblemente la ciudad más fascinante del mundo , algo que va mas allá de lo imaginable , morir y vivir a orillas del Ganges .
llega la hora de despedirme y nada mejor que un amanecer , con el batelero , allí nos espera , mi compañero y yo nos hemos despertado temprano, pues es hora de ver salir el sol en Varanasi , cuando las calles están vacías , cuando el silencio es sepulcral , cuando todo empieza a tomar vida , cuando los Ghats duermen aun , allí nos acercamos de nuevo a las piras , esta vez desde el lado opuesto , desde el agua , el batelero se acerca, las incineraciones continúan , 24 horas , 365 días al ano , la bruma del rio y el hedor de las descomposiciones que se arrastra por sus aguas , enseguida llega la gente para comenzar su purificación diaria , su baño , su oración , esa gente que parece que allí vive , semidesnuda a orillas del Ganges , y el batelero rema despacio ,  mi compañero  y yo , atrapados por el embrujo del Ganges , silencioso ahora , venir a Vanares para buscar la respuesta de los sabios ,Vanares ciudad sagrada de la India .
En la religión Brahmánica la reencarnación existe en un ciclo sin fin llamado la rueda del Samsara , un nacer y renacer marcado por las buenas y malas acciones , si tus actos han sido negativos te reencarnas en cuerpos inferiores como animales o insectos , incluso en una vida desgraciada , de ahí el sistema de castas ,  están pagando sus malos actos en vidas anteriores , acciones buenas y malas eso es el peso del Karma , el peso de estas acciones marcaran tu ciclo de reencarnación , solo los que alcanzan la liberación o unión con el estado de conciencia más alto nirvana , limpian su carma y se libran de la rueda del Samsara , la rueda de reencarnaciones para salir del universo material y unirse con la luz divina de Brahma, el alma universal , convirtiéndose en parte de ella .
Para los Hindús venir a morir al rio sagrado del Ganges es liberarse del ciclo de reencarnación, por eso Benarés es tan especial, todo hindú  desea morir y esperar la muerte en las orillas del  Ganges, increíble India.