Cuando el sol sale, siempre  hacia el este Raquel, Arturo y  Geiny duermen. Al igual que un viejo reloj de pared suena el despertador. ¡que bien! alguien se acuerda de nosotros. Un nuevo día,  un nuevo compañero.  La vieja maquinaria funciona de nuevo.

 

Sus viejos frenos gastados por la lluvia y el tiempo no funcionan , el sillin ya no aguanta tanto traquetreo , las ruedas y cadena chirrian por falta de cariño y la cesta que tantas y tantas cosas llevaba de pequeña ya no transporta apenas nada . Su esqueleto de hierro al igual que una espada esta forjado de batallas . Pero apenas pasa un rato todo cobra vida , las viejas maquinas te muestran el camino son sabias y astutas como un rayo , conocen su lugar , callejuelas ,atajos  y costumbres . Conversan con la gente en los semaforos y se muestran cariñosas . El pedaleo se hace tan placido que te sientes como un niño con zapatos nuevos , como tu primer paseo con tu primer amor . No necesita presentación solo escuchar sus sabios consejos ,  cerrar los ojos, gritar , dejarte llevar en volandas y sentir como algo tan simple como una vieja bicicleta despierta tus emociones ante la mirada inquieta de los otros .

nueva_bici.jpg

  liri liri  - desde montevideo 

 

paz interior