Me levanto y a primera hora de la mañana ya veo aciudad_manaus_7.jpg Vera , la reconozco a primera vista , entre los dos decidimos tomar ese mismo día otro navío , esta vez cruzaremos la Amazonia en otra dirección , destino Porto Vello .

La verdad este día será un día un poco diferente ,ciudad_manaus_8.jpg por una parte compartiría un viaje con otra persona sin apenas habernos conocido , lo que seria una nueva experiencia para mi , y por otra la incertidumbre de si saldría bien , no quería sentirme atado y tenia cierta duda si Vera estaría a la altura de entender el espacio que un mochilero necesita , pero enseguida los dos supimos manejar la situación en base al entendimiento por lo cual no había ningún problema en compartir esta aventura como amigos y apoyarnos uno en el otro en cada momento necesario sin entorpecer el camino de cada cual , así nos fuimos conociendo .

Vera tiene 37 años y 5 hermanos los cuales no entienden muy bien lo que estaba haciendo , lanzarse a una aventura digamos loca con un chico al cual ni apenas conocía , llevaba 19 años trabajando en un banco , entregada como trabajadora ejemplar , dedicada a la causa , montones de entrevistas y comidas con trajes de etiqueta , un sin fin responsabilidades mal agradecidas , pero el valor suficiente para dejar el trabajo , darse un tiempo para comenzar de nuevo y olvidarse de todo , así que yo era la llave que abriría su caja de la música , la llave que en pequeño sentido despertaría la caja de sus sueños y emociones , por un tiempo iba a ser libre , sin ataduras ni horarios , no oiría el despertador cada mañana , no tendría que poner zapatos de tacón ni dejar los objetos metálicos a la entrada de la puerta del banco , así que se dejaría llevar por las emociones , hacer lo que siempre quiso viajar durante un cierto tiempo con la mochila a sus espaldas algo nuevo para una chica acostumbrada a otro tipo de viajes , así sin mas viajaba con un chico de barrio y desordenado , reservamos un camarote para dos personas en el navío rumbo de nuevo Amazonia , con salida hacia Porto Vello , ya cerquita de Perú serán 4 días de navegación , la verdad viajar en un camarote en este cruzero es como viajar en un autobús abajo junto al equipaje , encerrado entre 4 paredes de madera de apenas 3 metros cuadrados , dos literas independientes una encima la otra , un calor sofocante que te asfixia , un colchón sucio y ruin y todo para gozar de una pequeña intimidad que no tiene sentido por lo menos aqui en este escenario en el que no hay lujos , el camarote no deja de ser un autentico cuchitril y todo se reduce a nada , definido en 7 palabras ( prisión) es como estar en una cárcel , me sentía angustiado de no poder balanzearme en mi hamaca , de no ver el rio y respirar aire puro , de gozar de vistas sin paredes ni ventanas , de sentir la brisa solo interrumpida por el sonido estridente de la música que no para de azotar continuamente en el ultimo piso , de no poder descansar viendo las copas de los arboles , de mis siestas y noches bajo las estrellas , aunque es siempre un escenario fijo , repetitivo y cansino necesito salir de la prisión .

Así sin mas en la mañana después de despertar y pegarme una austera ducha no puedo resistir la tentación de liberarme , hablo con Vera y saco mi hamaca , la cual instalo arriba en el ultimo piso , en la cubierta donde suena sin desmayo la horrorosa música estridente , ya estoy en primera linea de nuevo , en mi tercer y ultimo acto de esta obra de teatro , ya veo las aves volar de nuevo , he vuelto a mi casa y tengo un gran espacio , tengo vecinos que posan con su silla repostados sobre la cubierta pensativos y con las miradas atrapadas por la majestuosidad y el embruje de las aguas que invitan a la reflexión .

Ya hay vida de nuevo , las parejas vuelven a tontear mientas otros pasean de un lado a otro de la cubierta haciendo pasar las horas muertas , la mitad de la cubierta esta llena de hamacas y la otra mitad vacía , hay justo estoy yo , esta vez tengo todo el espacio del mundo , no tengo cabezas pegadas a mi y tengo un patio entero para pasear , es el patio de mi ático , hay mismo , solo levantarme , cerrar la puerta de mi casa imaginativa y pasear , vivo en un hermoso ático con excelentes vistas lo suficientemente grande para compartirlo con todos , incluso tenemos una parrilla instalada y unas mesas para comer que mas se puede pedir , tengo el mejor camarote del barco , la suite presidencial solo reservada para los elegidos .

 

( liri liri ) – paz interior 4-05-2010