Spanish Chinese (Simplified) English French German Indonesian Portuguese Vietnamese

Visitas

Visitas del artículo
1882010

Serbia

Viajaba de noche en tren, sobre  las seis de la madrugada llegue a Serbia, cuando baje del tren  me encontre perdido en una estacion desolada a las afuera de la ciduad, me habia equivocado bajandome una parada antes de mi destino, los vagones del tren, las paredes de la estacion, estaban grafiteados, deteriorado, todo era gris, habia mucho frio y a la salida me encontre  una explanada escombrada con mucha gente indigente,pobre sin hogar que estaban reunidos de pie en corro calentandose  alrededor de una hoguera, fue una imagen triste a mi llegada a la Europa del Este,  debia encontrar mi nuevo itinerario y pregunte a una pareja de chicos que se habian bajado junto a mi en aquella estacion, segui sus indicaciones y cruze con ellos  al otro lado de la carretera, un bus se detubo, no tenia dinero local para pagar el transporte, solia sucederme en un nuevo pais hasta que llegaba al centro para poder acudir algun banco o casa de cambio,  subimos sin pagar por  la puerta de atras, estaba a rebosar de gente que se dirigia aquella manana al trabajo,  veinte minutos despues siguiendo las indicaciones de aquellos chicos  me detube en la misma calle que tenia como direccion de mi hostal,  habia salido perfecto, un error de calculo me dejo en la puerta misma de mi casa,   era cierto el dicho de que no hay mal que por bien no venga.

Me recibieron muy bien en aquel nuevo Pais, era 31 diciembre en Belgrado, todos celebraban el ano nuevo, brindamos con champan y Bebian Cervezas Gigantes compradas en el supermercado  de dos litros y medio cada embase, el  tiempo habia enfriado mucho, amanecio todo nevado, el termometro marcaba -2 grados bajo cero, habia caido una gran pelona de noche y amanecio la ciudad toda cubierta de nieve, las maquinas quitanieves trabajaban dia y noche, tube que hacerme con ropa de invierno e indagando por los subterraneos de la ciudad encontre  una tienda china donde vendian el mismo anorak con el que habia viajado por el Tibet, fue una coincidencia y aunque no estaba confeccionado con plumas naturales lo compre sin pensarmelo dos veces, si con aquella prenda habia superado con buena nota  el invierno del Tibet  afrontaria con garantias el duro invierno que se me presenstaba.

Mi periplo por Europa discurriria durante la estacion invernal, opte por aquellas fechas aunque era el peor tiempo para viajar porque era la temporada mas economica, por otra parte rondaba hace mucho tiempo en mi cabeza la idea de viajar Escandinavia en invierno ( paises nordicos), la busqueda de la Aurora Boreal, el reto de alcanzar el circulo polar artico donde existe el sol de medianoche y la noche polar .