Spanish Chinese (Simplified) English French German Indonesian Portuguese Vietnamese

Visitas

Visitas del artículo
1882010

hungria

Budapest era mi siguiente escala a orillas del rio Danubio, tenia unas excelentes vistas desde lo alto de la colina en El castillo  de Buda  también conocido como Palacio Real,  antiguamente residencia de los reyes de Hungría,  se podia ver una bonita estampa de el Puente de las Cadenas y el Parlamento sobre todo al caer la noche cuando estaban  iluminados, Aunque Budapest tenia fama por sus banos termales decidi salir una noche para conocer los Ruinpub (Bar Ruina),eran edificios semiabandonados  que utilizaban su ambiente propio como diseno interior, me llamaron la atencion al primer instante aquellos bares ruinosos con sus decoraciones extravagantes, por las parades colgaban cualquier objeto o cosa que pudieras  imaginar, sus pinturas y murales eran puro arte comtemporaneo, aquella noche  de fiesta alguien me robo la muleta, la habia dejado apoyada en el mismo lugar donde estaba sentado cuando fui al bano,  regrese a casa, al dia siguiente inicie la busqueda por la ciudad  para  encontrar una tienda donde comprar mi nuevo baston, me resultaba complicado que alguien me entendiera, pregunte informacion a varios taxistas y resultaba inutil,  estaba que  trinaba con todo el mundo aquel dia, cuanto mas me esforzaba peor me salian las cosas, fue una situacion  similar a la vivida en otros continentes, entre a preguntar en una farmacia, era raro pero no vendian bastones, me dispuse a caminar por todo el Bulevar y en uno de mis intentos una senora en una tienda me dio la direccion de un gran centro comercial, coji el tranvia atravesando gran parte de la ciudad  hasta la ultima parada y al final encontre aquel lugar donde vendian bastones, era el quinto utilizado en mi vuelta al mundo y esperaba que el ultimo, siempre libraba una pequena batalla para  encontrar mi baston, era todo una aventura, habia salvado aquel ligero contratiempo.