Spanish Chinese (Simplified) English French German Indonesian Portuguese Vietnamese

Visitas

Visitas del artículo
2172061

Namibia

El último día de mi estancia en Maun conocí  otro viajero, sabiendo que mañana tenia  intención de partir le pregunte  cual era  su hoja de ruta

Hacia Namibia , me contesto

Podemos ir juntos que te parece – le dije

No estaría mal, tendremos que improvisar en el camino, no hay transporte directo, creo que lo mejor será alcanzar Ghanzi  allí  veremos,  que te parece si salimos mañana  temprano – dijo el

 Si, todo esta bien,  me acostare entonces – dije yo

Parece ser que este viaje por África  viajaba  siempre  en compañía, estaba  siendo un viaje muy ameno, mi nuevo compañero había   visitado mas de cien países y  era  un experimentado viajero, un chico  de Puerto Rico, podíamos  entendernos muy bien en Español  estándo ya  en  Ghanzi   tomamos otro colectivo, el bus  nos dejo en una intersección de la autopista casi no pasaban  coches pero sobre media hora nos levanto  una camioneta, alla  atrás el aire nos acompañaba  y   Juan me explico  lo que sintió cuando estábamos ahí esperando aquel  transporte  sobre la nada,   yo le entendía  perfectamente  necesitamos los viajeros aquel tipo de emociones  se había  detenido la camioneta en una gasolinera,  ahí termino  el viaje, solo nos faltaban  unos kilometros  mas hasta la fronetra, desayunamos  algo y esperamos pacientes a otro vehículo, un rato mas tarde   habíamos  llegado al Mamuno control border en Botwana,  en Buitepos  ya en el  lado de  Namibia teníamos  ciento diez  kilometros  hasta la siguiente ciudad Gobabis, cruzábamos ese día una frontera donde no había  transporte alguno para trasladarnos, circulaban transportes de bienes de consumo importados a Namibia,  un enlace  con  Bostwana  y  Sudáfrica en la carretera trans Kalahari Highway, una carretera de transporte muy desolada, le preguntamos al conductor de un camion si podiamos viajar con el mientras hacia los papeleos pertienentes en la frontera, la respuesta fue positiva, subimos al camion, Juan subio primero, despues subi yo y me posicione al lado de la ventanilla,  nuestro asiento era amplio y desde lo alto la cabina  podíamos ver el paisaje mejor, disfrutabamos de la travesia en aquella unica y monotona carretera que cruzaba la region hacia Windhoek, yo  me estaba   acostumbrando a viajar en  camión y eran  muy confortables  aquellos  viajes,  por lo que intuía   Namibia  tenia algo  mágico .

Un cartel señalaba la entrada a Gobabis, nuestro viaje en Camión había  terminado, teniamos que seguir la autopista b 6 hasta Windhoek, doscientos  kilometros  mas aproximadamente, cuando subimos al nuevo colectivo lo primero que oímos fue exclamar al conductor ...

 Tal vez ese estúpido blanco no me  quiera  llenar el depósito  de gasolina .

Que es lo que sucede?- dije yo

Ves aquella iglesia – dijo el conductor

 Si  la veo, es grande – dije yo

Pues solo pueden entrar los  blancos, los negros no podemos entrar en la iglesia de los blancos, la casa del señor es solo para los blancos .

Pensé que el apartheid  era solo  en Sudáfrica, que ya había terminado – le dije de nuevo .

No amigo, también aquí en Namibia, durante la ocupación sudafricana se impuso el sistema de segregación racial ( apartheid), terminar lo que se dice terminar no ha terminado, la mayorita de nuestras tierras fueron entregadas a colonos sudafricanos de origen europeo – me contesto el

Bueno,  me han llenado el deposito de gasolina arranquemos camino Windhoek – dijo de nuevo .

 Windhoek fue en sus orígenes el centro de mando de un jefe nama que derrotó a los habitantes herero de la región en el siglo XIX. El Imperio Alemán ocupó la región en 1885, y se transformó en el asiento del régimen colonial en 1892 como la capital de la colonia del África del Sudoeste Alemana (Deutsch-Südwestafrika). Durante la Primera Guerra Mundial, Windhoek fue capturada por tropas sudafricanas y se convirtió en un dominio británico. Hasta la independencia de Namibia, proclamada en 1990.

Una vez mas estabamos  de nuevo descansando en un albergue, comenzamos los preparativos para adentrarnos en el desierto de Namibia, Juan y Yo decidimos que lo mejor seria alquilar un coche para recorrer este Pais, era  la forma más común y factible para recorrer  este territorio  tan vasto .

 Podemos preguntar a alguien mas – Dijo Juan, tal vez alguien se apunte, será lo mejor para compartir  gastos .

 Una chica japonesa se acerco a nosotros  se que son tímidos y no molestarían a nadie ni siquiera para hacerte  una  simple pregunta .

 Quieres viajar con nosotros le dije a la chica, hay sitio en el coche .

  Arigato ( gracias )-contesto la chica

 Perfecto, ya éramos tres bajamos todos  a alquilar el coche,  Windhoek es una pequeña  y tranquila  ciudad  que se puede atravesar bien caminando  la mayoría de la población es blanca y se ve muy occidentalizada,  con claros vestigios de la época alemana .

Alquilamos el coche mas pequeño  cuando fuimos a recogerlo  al día siguiente no tenían disponible ese carro y  nos dieron un modelo mayor al mismo precio, cien dólares que nos habían dejado en cincuenta, teníamos ahora un buen coche para recorrer Namibia, compramos algunas provisiones en el supermercado y salimos tan pronto como pudimos aquella mañana .

Yo viajaba  atrás y tenia  todo el espacio para mi solo, no era muy frecuente esta comodidad  ya no tenia mis rodillas agarrotadas como solía ocurrir siempre  iba  a disfrutar de aquel viaje y seguro que iba ser  una experiencia maravillosa .

La primera parte del viaje era  en dirección sur   la carretera estaba asfaltada en muy buen estado era   totalmente recta  cerca de quinientos kilometros habíamos recorrido  hasta nuestra primea parada en  Keetmanshop .

Perdón, estamos buscando alojamiento – pregunto Juan

Si diríjanse hacia allí, hay tenéis varios hospedajes – contesto un hombre.

 Descansamos de la dura jornada del día, al día siguiente seria  otro día .

Teníamos una etapa de ciento sesenta kilometros  hasta el fish canon, cuando nos acercamos al fish canon todo parecía  que estaba  muerto y que no había  vida  solo los Aloes ( quiver tree, Kokerboom ) parecían  acompañarnos  a lo largo de  este viaje, un árbol nativo de Sudáfrica  y Namibia  cuyo  tronco es  dorado y marrón, se forma sobre su corona redonda  ramas de nidos comunales, pajaros  tejedores viven y se reproducen por miles, en medio de esta inmensidad nos detubimos en  un Parador  ( Hotel ) Masía, en su  interior tenia  modelos de coches antiguos y afuera tenia un camping para acampar con una  granja de animales  donde criaba un hermoso  guepardo,  mas adelante dejando atras el parador  seguimos camino hacia el Fish Canon cuando la carretera  de repente se  termino cayendo  en un abismo,  un barranco de 160 km ,27 de ancho y 500 m de profundidad  erosionado por millones de anos, el rio Fish corre  en esta meseta seca  pedregosa y escasamente cubierta de vida,  El segundo canon mas grande del mundo después del colorado  aparco Juan  el coche nos bajamos  y apreciamos su profundidad, allí  estaba solo para nosotros  un mirador hacia el vacío de la magnificencia suprema yo  me quede mudo sin palabras .

Es fácil viajar cuando otro conduce  reconozco que yo no podría aguantar tantas horas al volante  atrás sentado sin hacer nada podía  imaginar muchas cosas, captaba  las imágenes y todas eran  diferentes  lo que estaba  viendo en Namibia era de dimensión desconocida y si tuviera que poner Namibia en alguna escala subiría a  la escala de lo sobrenatural,  silenciosos parajes donde el  vacío  y la desolación abruma, un desocupado territorio en un país con una de las menores densidades  de población humana,  tres habitantes por km2, dos millones y medio de habitantes divididos en diferentes grupos etnicos con lenguas-idiomas distintos.

Visitando el Canon regresamos hacia la  carretera Aus Luderitz, nunca se terminaba  el desierto de arena  no se veía  gente en el camino ni tienda alguna de alimentos para repostar  o beber   deberíamos  haber llegado ese día a algún pueblo  buscar alojamiento y comida, la carretera se cubría  de grandes ráfagas de viento y arena  era  una carretera totalmente recta y recién asfaltada en el mismísimo centro de la soledad,   podíamos  pasar horas sin encontrarnos  con otro vehículo, brillaba   el negro del alquitrán  de la carretera que parecia nueva y relucían  las  líneas  amarillas  y blancas  que separaban ambos carriles, una carretera que se perdia con la vista, podía  uno   exprimir el coche al máximo  porque  nadie te iba  a poner una multa,  emocionado Juan detuvo  el vehículo  abrió su puerta y  camino en línea recta, unos metros mas allá  se paro  mandando  cogerle la cámara fotográfica que tenia  dentro el coche  y  se  desnudo  entero,  yo  iba hacer yo lo mismo pero al final hice de fotógrafo de Juan asi  tengo yo esa foto pendiente para mi vuelta a Namibia  lo utilizo como disculpa para regresar a estos lugares mágicos del mundo, juan posaba de modelo sin pudor alguno desnudo y en todas las posiciones posibles echado en el medio de  la carretera ,  ningún otro  coche pasaba en aquella recta infinita y desolada,  la japonesa desde lo lejos  miraba a un latino tarado desnudo sacando fotos en medio la autopista del desierto de Namibia, regresamos al coche,  el cristal estaba   rociado con finas particulas  de arena que eran arroyadas por los vientos del desierto, saco Juan  un trapo  limpio el parabrisas y arranco despues  camino Kolmanstop, debe estar cerca dijo juan dubitativo .

Hay esta Kolmanstop, si si, creo que es  kolmanstop – dijo Juan

Salte yo del  sillón  como una pulga inquieta  aquello   había sonado a un concierto,  hay  vida susurre   cuarenta y siete  anos después  estamos aquí, Kolmanstop ( 2016)  será  mas grande que Woodstock ( 1969) .

Estas tarado dijo Juan .

Se estima 1  millón de personas,  Roling Stones , Red hot chili peppers, AC Dc, Guns N roses, Metalica   Todo este viaje lo tenias programado le dije a Juan   realmente has venido desde  tan lejos  para el festival, seran tres días de lujuria drogas  sexo  y alcohol  en el desierto de Namibia, estoy listo   saca la carpa, la sombrilla y la cerveza que  empieza  el concierto en Kolmasntop .

Kolmanstop  wikipedia informacion es una pequeña ciudad fantasma  minera  alemana abandonada   a pocos km  de la ciudad costera de Luderizt  en Namibia.

Kolmanstop traducido al Afrikáans significa  literalmente  la colina de Kolman, el afrikáans es una lengua germánica derivada del Neerlandés que se habla principalmente en Sudáfrica y Namibia  surgió de los primeros colonizadores holandeses que ocuparon el sur de áfrica .

El lugar se bautizo así porque un camionero llamado Kolman tubo que abandonar su  mercancía en la ladera de la colina al verse atrapado en medio de una tormenta de arena .

En 1908 durante la construcción de la vía del tren que pasaba por al lado uno de los trabajadores que cavaba cerca de los railes, Zacharias Lewala, encontró una piedra de cristal brillante entre la arena  se confirmo que se trataba de un diamante, la fiebre del diamante irrumpió en la antigua colonia alemana   brillaban en la arena con facilidad, mineros alemanes se establecieron en la zona y se construyo una ciudad completa con casino, escuela, hospital, salón de baile , verdaderas mansiones estilo centroeuropeo, una ciudad alemana con todos los lujos en el medio del desierto de Namibia  una Alemania en África, los ocupantes de la ciudad querían sentirse como en la misma Baviera  Kolmanstop fue la primera localidad africana en disponer aparatos de rayos x  importado específicamente para  vigilar que los mineros   no ingirieran diamantes para su posterior extracción ilícita de la mina, el gobierno Alemán declaro la zona Spergrebiet (zona prohibida) cuando se acabo la explotación de los diamantes la ciudad fue abandonada y se convirtió en una ciudad fantasma  invadida por las arenas del desierto .  .....

 Una barrera  cierra  el perímetro- dijo Juan

 Mira hay un cartel que refleja el horario de visitas, esta penalizado entrar ilegalmente – repitio

Entremos no creo que habiten  espíritus en las casas, no hay nadie mas aquí, somos un grano de arena mas en este árido e inerte desierto – dije Yo

Que opinas, entremos ya de una vez, voy a encontrar un  diamante   lo guardare para el día de mi boda –

.Ah pero te vas a casar .

Algún día si, ya veras que pronto se me acercara una mujer cuando tenga en mis  manos  el diamante mas grande del mundo, mas grande que el de titanic .

Pues si te cazan vas a ser el más rico de la cárcel desde luego que lo serás  .

Esperemos un rato  y entremos a la hora – dijo Juan

 Hay que reconocer que la historia es atrayente,  imagino las artimañas que harían aquellos mineros para sacar los diamantes, en el museo podías ver imaginativos inventos para extraerlos de la mina , entre las suelas los zapatos, en la ropa .

Caminábamos por la arena esperando el milagro, ese destello en forma de diamante, la arena  había  penetrado por puertas y ventanas  por  los salones y habitaciones  grandes dunas de arena  habia dentro de aquellas mansiones esplendorosas , la arena se habia comido la ciudad y las casas .

Mas allá, hacia el sur ( Sudáfrica ) 26000 km cuadrados sobre la nada estaba  el área de Sperrgebiet  ( alemán ), una zona prohibida y  restringida a las visitas, reservada para la explotación de diamantes . 300 km costa atlántica  adentrada hacia el interior 90 km .

Nos acercamos a  Luderitz   una ciudad portuaria del sur de Namibia  fundada en 1883 por un comerciante alemán llamado Adolf Luderitz,  fue la ciudad principal de la compañía colonial del áfrica del Sudoeste Alemana, la ciudad comenzó como una factoría con actividad en pesca  recolección de guano y pesca de ballenas que  atrajeron a los primeros exploradores,  en 1909 tras el descubrimiento de los diamantes en la zona   Luderitz se convirtió en una ciudad prospera , actualmente la actividad pesquera y el poco  turismo que llega es la principal fuente de ingresos,   los edificios son coloridos de la época colonial alemana, la vieja iglesia luterana evangélica de Felsebkirche ( 1912) bendice y domina Luderitz des de lo alto de la colina en Diamantberg Street, una  ciudad en medio del desierto junto al mar, resultaba   difícil  pensar que estábamos  caminando por África , era  placido caminar en la desolación de un bonito pueblo  pesquero,   la ommiausencia  que de un modo u otro giraba en circulo, en un viejo columpio  que dava  vueltas, se proyectaban los niños hacia aquel  columpio y eran expulsados por la fuerza del mismo, risas y gritos infantiles iban acompanados por canticos poéticos de flamencos rosas, de pingüinos y focas , un oleaje que batia sobre la costa donde seguía girando el columpio y riendose los ninos con  nuestra   visita agradecida, empujaban   alegres con manos y pies con la intencion de  subirse a la montura de ese caballo de hojalata llamado columpio, se empujaban  unos contra  otros  pues eran  muchos para subir y solo había  unas pocas sillas,  no se detendrían de empujar aquel columpio  hasta que nuestra presencia se desdibujara  en la placidez  de un paseo por las desoladas  calles con partículas  arenosas,  hay  vida en estos  lugares donde existe el fin que se representa en pequeños e inocentes rostros, en  zapatos gastados  de suela de goma, seguía el columpio dando vueltas y recordaba yo   mirando recogido ( embobado , pensativo )  mis días de infancia  cuando vivía cada día como el movimiento de un columpio,  girando y girando en un punto fijo infinito, el tiempo es el giro de un columpio, dado el frio y el fuerte viento costero regresamos a la pensión y el columpio seguía  girando  contra viento y marea   y los niños no se mareaban  cabalgando el tiempo, como un columpio podía de alguna manera u  otra hacerme pensar que el tiempo es una inquietud de algún alma insatisfecha, allí estaba yo  para medir el tiempo con un reloj de arena , cuantas mas vueltas le daba  una y otra vez   mas entendía   la sensación de pertenencia en el tiempo   la sensación de pertenencia en el mundo,  poco conocía  es cierto yo de  la historia de Luderitz  me aleje y el columpio se paro.

Shark Island ubicada en la bahía de Luderitz se antojo como visita,  fue un campo de exterminio del imperio alemán utilizado durante el genocidio Herero y Namaqua en Namibia entre 1904,1908, comunidades locales dedicadas al pastoreo, miles de Hereros y Namas murieron allí durante el conflicto Alemán, es considerado como el primer campo de exterminio del mundo, antes que los campos Alemanes del  tercer  Reich, la mano de obra esclava fue utilizada para construir los ferrocarriles locales y el pueblo de Luderitz en la costa adyacente .

Regresamos desde Luderitz carretera Aus  para buscar la  ruta hacia Helmeringhausen, Juan nunca perdía de vista el GPS  ponía sus gafas de sol    marcaba la ruta y no fallaba, algunas veces encontrábamos  un desvió  de la carretera que nos ponía en una decisión critica, en este punto ( Helmeringhausen)  pasamos la noche, al día siguiente  Juan decidió tomar una pista mas corta y sin asfaltar en nuestro camino hacia Sossusveli , para mi la flecha del Gps daba vueltas igual que un péndulo, en todas direcciones, en las intersecciones Juan tomaba la decisión,  En namibia no era  problema perdernos   el problema era  que nos  equivocásemos  de cruce   entonces podíamos  tener un retraso o  desviación de la ruta acordada de   400,500 km, la distancia hasta la próxima gasolinera podía ser  de una jornada completa si nos equivocábamos   podíamos quedarnos tirados y  no nos alcanzaría ni el deposito de gasolina, no llevábamos  ningún  bidón de  gasolina de repuesto y  podíamos pasar horas sin encontrar otro coche que parase para auxiliarnos,  una avería podía  ser catastrófica  pocos países en el mundo dan esta sensación de libertad  para un viajero es el éxtasis,  es como una droga,  tanta sublimidad llega a causar placer visual, una lucidez intensa sacudida por el rojizo del desierto mas antiguo del mundo, un escenario que permanece intacto desde hace Quince millones de anos.

Así que haría bien uno rezar y  pedir bendición  en la carretera, la naturaleza podía  ensenarnos  sus dientes  cosa  que nosotros no podríamos dominar, viajábamos por  el interior de Namibia  Rand Nature Reserve la riqueza de estos paisajes chocaba con una aparente absoluta inhospitabilidad  para los seres vivos,  era  increíble  ver  la peculiar adaptación fisiologica de los animales y las especies al medio, su anatomía, morfología y fisionomía, antílopes, avestruces, chacales, hienas, caballos salvajes, el Oryx ( mamifero adaptado)  llanuras infinitas de arena con montanas de  tonalidades rojizas  similares al planeta marte(rojo)  u otro planeta  similar desconocido, si me refiriese a esto en un lenguaje cineasta se asemejaba a  las crónicas de Riddick, sobrevivir en este habitat puede ser un infierno con temperaturas 45 grados , Sesriem era la ultima parada antes del  acceso a la zona de Sossusveli  del  parque Nacional Namib Naukluft,  allí pasamos la noche  pernoctando en  el camping para ver el amanecer a primera hora de la mañana, cada coche tenia su  propia  parcela, Salí del coche en la noche y me tire a dormir en el suelo haciendo vivac  con el saco de dormir a la intemperie, Juan durmió dentro del vehiculo con el asiento delantero recostado , la japonesa viajaba  preparada, abrio el maletero del coche y saco su tienda de campana que tenia alli guardada .

Antes del amanecer nos levantamos y  a escasos cinco kilometros nos bifurcamos en una rama principal de la carretera hacia Sossuslei, allí fue nuestro primer contacto con una duna  relativamente aislada , Elim Dune, era gigante y pensar que podía haber dunas mas grandes sonaba a utopía,   no sonaban mis  tripas del estomago   porque era la emoción mas grande que el ayuno,  la zona se caracterizaba por sus altas dunas, tan altas como nunca había visto  de colores vivos de rosa a naranja metalico y con alta concentración de hierro en la arena, muchas  otras tenían un color rojizo intenso acentuado por las temperaturas y los rayos solares, un espectaculo de colores que cambiaban a lo largo del dia, no hablábamos en el coche  permanecíamos mudos  tapados por  un mar de  arena que nos tragaba mientras circulabamos siendo nada alli,  cadenas  kilómetricas de dunas de mas de doscientos metros de altura, su origen esta en las arenas arrastradas por el rio Orange del interior del Kalahari  que son depositadas en la costa  y llevadas luego hacia el norte ( interior) por las corrientes del viento de Bengala

Detuvimos el coche en la Duna 45 llamada así porque esta a cuarenta y cinco  kilometrosm  Sesriem, ascendimos la duna  para ver la puesta de sol, tenia esta duna trescientos metros de altura y todavia no superaba los 388 de la famosa Duna 7, los pies se  nos hundían intentando coronar aquella mole de arena, me detube yo por mitad del camino  y  espere sentando  impacientemente el amanecer cuando  los primeros rayos  de sol  incidiesen sobre la  arena, la luz iba cayendo hacia mi despidiéndose de la placidez de la  noche, en aquel silencio dede lo alto tenia  una visión  geográfica indescriptible y deshabitada, una sucesion de dunas interminables en la inhospita llanura de Sossusvlei ,la vida es bella grite con fuerza, mire hacia arriba y vi a Juan, diminuto  muy alejado como un puntito humano levantando sus brazos , nos tomamos un tiempo en aquella Duna y despues bajamos, fue en el kilometro sesenta y cinco  cuando la carretera termino, solo los 4.4  todoterreno  podían continuar, subimos en un camión adaptado  para transportar los turistas,  hicimos despues una pequeña caminata y llegamos a la zona denominada Deadveli, un enorme lago  seco plano y de fondo blanco con alta concentración de sal rodeado todo el  por  el contraste de las dunas de un color cobrizo, metalico, es un paisaje inerte, sin vida en donde descansan en medio arboles de acacias petrificado que aparecen diseminadas por el interior muertas sin descomponerse igual que un cementerio de, estacas en pie.

La vivencia de viajar por Namibia estaba  siendo fantástica quedaba mucho que descubrir aun pero ya teníamos  que regresar a Windhoek la capital porque viajar en coche por Namibia de una manera o otra era  un turismo de lujo y  nos estaba saliendo  muy caro a todos,  lo conocido había  sido suficiente para irnos mas que satisfechos, habíamos  sido afortunados en poder recorrer parte de Namibia, fue  todo un desafío aventurarnos y habia salido todo perfecto,  regresamos de vuelta  a Windhoek devolvimos el coche nos despedimos  y  segui yo  mi camino hacia Sudáfrica .

Llegar a Windhoek fue  como volver a casa,  compre  un boleto con Intercape  una compañía de bus de lujo, solo tenia  1479 km  hasta Ciudad del Cabo, hacia anos que no viajaba tan cómodo en un autobús,  fue todo  un lujo viajar con  aquella compañía,  tras dieciocho  horas de viaje  había cruzado otra nueva  frontera y había llegado a la bella Cape town  en (Sudáfrica) .