Spanish Chinese (Simplified) English French German Indonesian Portuguese Vietnamese

Visitas

Visitas del artículo
2117930

Mali

La distancia hasta la frontera  Faragana, Kautiala  fue de cuatro horas sin ningún contratiempo, cruce Burkina, ya en el  otro lado en Mali no me percate de ningún puesto de control fronterizo, esperaba yo los tramites de los demás pasajeros sentado tranquilamente en la tartana y avanzamos varios kilómetros me resultaba algo extraño ya era muy larga la distancia recorrida, paramos en una explanada de camiones donde había otro puesto de control  me acerque a que me sellaran el pasaporte pero tampoco me lo sellaron, subí de nuevo a la tartana y pasamos otro control cuya barrera era un bidón con una tablón de madera que subían con una cuerda, yo me di cuenta que había dejado  atrás en algún descuido el  puesto de control fronterizo  mande detenerse  al conductor  de la tartana , le explique que no tenia sellado mi pasaporte  se detuvo entonces la furgoneta en un puestecito para comer, tuve yo que regresar unos veinte kilómetros atrás, subí en una moto, taxi que era  muy temerario el tipo  salteando  numerosos  baches que había en la carretera, circulábamos  a todo gas con  el acelerador exprimido al máximo  en cualquiera de los baches temía salir disparado,  teníamos mucha prisa porque la furgoneta estaba esperando por mi, allí tenia mi equipaje todo aquello era un juego a doble filo para mi , regrese al puesto fronterizo  una pequeña caseta que me había saltado, el oficial  me vio llegar con la moto y no quiso sellarme el pasaporte  decía que había entrado ilegal en el país  quise entonces hacer el juego que había aprendido con mi amigo Boudry  levante las manos y empecé a gritar a canto pelado .

 Soy prisionero del gobierno de Mali, soy prisionero del gobierno de Mali , llamare a mi abogado  si paso la noche aquí vosotros me vais a pagar el hotel, la cena, todo, soy prisionero, soy prisionero gritaba haciendo teatro como hacia Boudry, la situación era diferente  si tenia realmente prisa  la tartana con mi mochila  estaba esperándome a veinte kilómetros  de distancia y el oficial que permanecía sentado en una silla algo rabioso y con un gesto duro con su  mano me mando bajar la voz, llevaba unas gafas oscuras y permanecía recostado sobre una silla debajo la sombra de un árbol, giraba la cabeza de vez en cuando jugando con mi paciencia  yo estaba entre la espada y la pared porque tenia que regresar rápido  a la tartana yo temía perder todo mi equipaje, en África si andas con prisa estas perdido, pensaba yo que la moto, taxi  también se iba a ir le  pague la multa a aquel policía corrupto, si no me sellaba mi pasaporte  podía estar mucho tiempo retenido  según ellos había pasado la frontera ilegal me habían visto y en cierto modo era cierto  nada podía hacer, le pague entonces unos dólares  metió el dinero en el bolso sin levantarse de la silla y mando a un subordinado  que fuera a sellar mi pasaporte  lo cogí  mire la estampa de entrada  y Salí volando, cuando regrese con la moto suicida allí permanecían todos   esperando mi llegada, no era  una situación nueva en África  de una manera u otra siempre ocurre algo, es normal, nadie protesto , nadie levanto la voz, allí me estuvieron esperando por media hora hasta que regrese de vuelta  el viento había soplado a mi favor  no era tan temerosa Mali ni África como nos  cuentan  llegue a Kautiala donde pase mi primera noche en Mali descanse un par de días y me dirigí hacia Déjenme .

El bus paro en un cruce donde un control exhaustivo policía  me detuvo me revisaron  la mochila prenda por prenda me hicieron depositar absolutamente toda la mochila pieza por pieza por el suelo  no se que buscaban con tanto esmero, estaban armados, no tenia todo claro que me dieran el paso, iniciaron una seria de preguntas y me dejaron ir  podía no pasar nadie por aquel cruce en tiempo y mi tiempo de espera era largo yo esperaba sentado mientras un hombre arreglaba el motor de su coche entonces llegaron unos jovencitos caminando hacia el  cruce donde yo esperaba, subimos al coche que ya estaba  reparado el  motor y comenzó a llover, el agua entraba por las ventanas, no tenia cristales  tapizado ni nada  era un coche de hojalata solo un esqueleto de hierro y cables , hizo un puente con los cables empujo el coche corriendo con la puerta abierta y arrancamos,  las aldeas estaban inundadas por las lluvias y todo era una enorme extensión de campos verdes, la carretera se corto entonces  una barcaza nos esperaba para cruzar el rio  para salir de la barcaza tuvimos que empujar de nuevo aquel amasijo de metales, hacia donde me dirigía ? hacia donde me había desviado en aquel cruce ? porque fue había sido  tan exhaustivo aquel control policial ?.

Déjenme es un antiguo enclave religioso y comercial situado en el delta interior del rio Níger, cerca de la confluencia de los ríos Bani y Níger en la parte central de la actual Mali, la fundación se remonta al siglo ix, su apogeo comercial tubo lugar a partir de los siglos xiv,xvi cuando perteneció a los imperios Mali, Songhay, posteriormente también se convirtió en uno de los centros islámicos mas  importantes de la región histórica del Sudan .

En Déjenme descubrí de nuevo el África mas autentica, una África que fascina nada mas que la pisas  desde Burkina hasta el interior del rio Níger, el Sahel, un territorio de 5400 km delimitado al norte por el Sahara y al sur por la Sabana, un cinturón atravesando el África de ( oeste a este ) desde el océano atlántico al Mar Rojo, una franja o línea que delimita el mar de arena del Sahara, ocupa los territorios de parte de Senegal, Mauritania, Mali, Niger,Argelia, Chad, Sudan, Eritrea, territorios sema áridos, sabanas, estepas .

Cuando llegue aquel lugar  pensé  que me había transportado a la época de Jesucristo  no era yo el Mesías pero si el único hombre blanco que había llegado a Déjenme  la arquitectura de aquel poblado era toda de tierra, levantaban las casas con ladrillos de barro moldeados a mano, sin plomada alguna  levantaban sus fachadas y sus murallas de adobe  en el  eje central  de la plaza  resaltaba la plaza del mercado y  una  imponente mezquita de barro la mezquita de Déjenme una obra maestra cumbre de la arquitectura Sudanesa,Saheliana .

Yo caminaba por las calles laberínticas de barro de Déjenme y una fuerza  brotaba de donde no había , algo tiene África que penetra en lo mas profundo  quizás por que es el origen de todo  los niños no viven aquí en una burbuja de cristal  no nacen alrededor de las  faldas de sus madres mimándolos  eso les hace  débiles ante la vida, un batallón de niños me abordaban  les encantaba mirarse en las fotos de mi Tablet, no podía sacar una foto todos se abalanzaban sobre mi, se me colgaban por los brazos por todas partes entusiasmados, lavaban la ropa a la orilla del rio, los platos, las cazuelas , colgaban los hermanos pequeños de los bebes a sus espaldas y cuidaban las ovejas, la vida giraba en torno a la orilla del rio, iban a bañarse y a jugar me  resultaba difícil encuadrar ese plano general mas allá de la burbuja  en la que yo había crecido, romperla fue una revelación visionaria  entonces eran  mis ojos un pretexto para no escuchar  las palabras, estaban por allí  los pescadores del pueblo  Bozo  dueños y señores del rio Níger y Bani .

Un jovencito mercader que se hacia llamar Mohamed, me llevo hasta la entrada de la mezquita, había un cartel que ponía en francés prohibido la entrada para los no musulmanes .

Porque ese cartel le pregunte al chico ?

Hicieron dentro una sesión fotográfica con modelos muy sensuales, fue eso un insulto a nuestra sociedad islámica .

Vayamos a pedir permiso al Imán, el puede considerar tu visita .

El imán ? pregunte .

Me gustaría visitar la Mezquita  .

Sabes que esta prohibido para los no musulmanes

Si lo se .

 Puedes entrar si aportas una ofrenda, los fondos son para la comunidad .

 Cuanto cuesta  esa ofrenda  ?

Generalmente los turistas pagan unos treinta dólares por la visita .

Me estas diciendo que Ala pone un precio por entrar a la mezquita, tu eres el Imán, tu estas profanando la palabra de Ala , Ala  es Dios, el único digno y merecedor de ser adorado y obedecido, Ala entenderá lo que yo puedo aportar con mi corazón, Ala es Benevolente, te pagare cinco dólares, no tengo mas, esa es la voluntad de Ala .

Esta bien , Ala te ha escuchado , Mañana por la mañana podrás hacer la visita .

Me di un paseo después por Déjenme, escuchaba  música en una de las calles, el sonido basto para acercarme a la entrada  de un colegio algo acontecía  cientos de personas  estaban reunidas allí en  un gran corro  muchas  estaban sentadas en sillas  otros de pie y otros por el suelo  me hicieron al instante  un hueco me senté en el suelo, en el centro un grupo de percusionistas tocaba el Jembe  un instrumento de percusión originario de Mali  lo sujetaban entre las piernas inclinándolo  ligeramente hacia adelante y manteniendo recta la espalda  cuando se levantaban lo sujetaban con unas cintas, las mujeres descalzas salían a bailar meneaban sus cuerpos al ritmo Africano del Jembe era un espectáculo gratis de energía y animo  de frescura y color en estado puro  se meneaban de tal manera que parecían no tener huesos en el culo  desde luego aquel patio del colegio se convirtió en un teatro al aire libre tenían ese tipo de cuerpo que uno cree que no existe  perfecto en todas sus contornos  fibroso y moldeado como si fuese echo con la mano de Dios en uno de aquellos moldes de barro   golpeaban con los pies desnudos mas rápidos que con zapatillas, no podía un dinamómetro medir aquella fuerza, unas y otras  se iban apuntando al baile, yo no pensé que podía hacerlo  simplemente Salí por un impulso emocional, todos aquellos rostros negros me animaron yo bailaba al lado de las mujeres me movía como podía  yo era el único blanco moviendo  su pesado culo en mitad de toda aquella fiesta, había cientos de personas  formando un corro  y no paso nada  era  el color de mi piel imperceptible ante sus ojos .

Era fácil recorrer el pueblo  me senté a la sombra  al lado de la  puerta de una escuela coránica, era un hueco sin luz y con sombra  , estaban  los niños sentados de rodillas en línea todos bien alineados y  tenían una tablas de madera en la mano donde escribían las suras del Corán recitaban aquellos versos de memoria y si perdían la alineación el profesor les pegaba con una vara de madera ,así se mantenían todos en línea  a la orden del maestro sobre la arena .

Salí hacia Bandiagara  un lunes de mercado la explanada se llenaba de puestos de ventas, vendedores que llegaban de todos los pueblos cercanos, muchas etnias se juntaban ese día de mercado, Dogon , Fulani , Tuareg , Bozo , Senufos ....

El acantilado de Bandiagara es una meseta de arenisca donde habita el país Dogon, un accidente geológico, una espectacular falla de ciento cincuenta kilómetros  de largo que alcanza hasta los trescientos metros de altura, tierra de territorios infinitos de arena flanqueada a un lado por la pared rocosa de la falla, abajo el país Dogon, la falla se puede recorrer desde varios puntos y en ambas direcciones, me traslade desde Bandiagara en moto treinta kilómetros hasta Saga, construcciones de piedra, adobe, techos de paja, graneros y baobabs gigantes me encontraba en este nuevo universo Dogon .

Llegando a Saga no estaba en buenas condiciones para afrontar la bajada a la falla de Bandiagara llevaba yo  unos días deshidratado y enfermo, ya era la tercera vez que me pasaba en poco tiempo  primero en Burkina después en Ghana y ahora en Mali, tome mis sobres  de sales minerales que eran los que me recuperaban de estas deshidrataciones y descanse .

Al día siguiente me encontré mucho mejor  una inmensa llanura daba paso a otra inmensa llanura  en este punto termino mi viaje en moto y me encontraba arriba de la falla  en el plato o mirador era una vista que jamás olvidare   en la frondosa época de lluvias el color verde de los campos se pierde en el infinito hasta el desierto de arena  allí  abajo habitan los pueblos Dogon , el país Dogon.

Un niño se me acerco como guía para bajar la falla yo no rechace su acompañamiento  preferí disfrutar de sus compañía y darles una propinita  respetaban sin agobiar mis  decisiones, podía  bajar solo la falla a pesar de lo complicado e inaccesible que me lo pintaban desde la ciudad, se podía  ver abajo el poblado Dogon, bajaba por la falla atravesando estrechas paredes de acantilados había una imponente cascada al fondo que se precipitaba al vacío eran  las cataratas de Banani .

Sobre las paredes del acantilado habitaban  los Tellem  una etnia de baja estatura que habitaban antes de la llegada de los Dogon, sus  casas colgantes  todavía se ven sobre el acantilado, los poblados Tellem se conservan aun  se divisan desde abajo de la falla están sepultados y camuflados entre las rocas, son inalcanzables, los utilizan  aun para sepultar a los muertos que los alzan utilizando cuerdas elaboradas con corteza de árbol Baobab, un iniciado en el  Toguna  me  cruce en mi camino de bajada, las Togas (Toguna) son pequeñas casitas de adobe bajas  reservadas para los hombres y el consejo de ancianos que se reúnen en asamblea para tomar decisiones .

Baje la colina y llegue al primer pueblo Dogon, caminaba acompañado por un Dogon hasta la próxima aldea Banani  allí me hospede con una familia Dogon, utilice  el techo de su casa para dormir al aire libre  coloque una  mosquitera pero los bichos me entraban igual, se metían por los agujeros de  mi mosquitera entonces tuve que irme a dormir al cuartito, hacia un calor horrible, la vida en el país Dogon es tal cual es y no circulan coches por aquellas  tierras, no hay carreteras solo la moto o el burro  podían  trasladarme  de aldea en aldea , viaje en burro cuatro kilómetros hasta Ireli y otros cuatro kilómetros hasta la aldea de Amani, las distancias no son muy grandes entre pueblo y pueblo, dos, tres, cinco, diez kilómetros como mucho, los caminos son de tierra, es fascinante el treking del país Dogon todo esta en esta época  de lluvias verde  cuidado y limpio es  un edén o jardín tropical  millones de hectáreas de Edén que florecía sobre el mismísimo desierto, sobre el carromato del burro arreando iba  nunca se alejaba la falla es  una pared monstruosa y con el turbante yo me  protegía del sol  sobre la sombra de los baobabs, entonces era el sol quien me provocaba un espejismo  quien me hizo confundir un camello con una vaca o era realmente el propio camello quien se había  tropezado en mi jardín, caminaba el burro arre que arre arreaba hacia adelante, llegué  a Amani otro poblado Dogon donde  el camino no estaba  apto para el burro  se ofreció el hombre a devolver el burro a su aldea y a  regresar con su moto , le espere en el pueblo cambiamos el burro por la moto y seguimos hasta la próxima aldea Tereli, allí hicimos noche .

Están las familias trabajando el campo  los niños cuidan de sus hermanitos pequeños y las mujeres hacen  sus labores  con los bebes colgados a la espalda, es el sol abrasador y están los bebes expuestos a los rayos del sol, en sus tierras cultivaban mijo tienen las  mujeres  un porte imponente  sus cuerpos son fibrosos y erguidos  sus pechos grandes y el culo  alzado, caminaban descalzas con sus baldes de agua  sin derramar una gota,  en hilera una detrás de otra, otras mujeres caminan con la leña sobre su cabeza  era el quehacer diario en la aldea Dogon.

Subía la montana para reunirme con el líder espiritual de la aldea la casa del Hogon, estaba vacía  mas arriba a los pies del acantilado se encontraba  el cementerio y en el centro había una plaza  allí realizaban los bailes y ceremonias Dogon, en el ritual de enterramiento el baile se realiza para conducir el alma del difunto en su ultimo viaje llevan mascaras que les cubren el rostro y unos trajes hechos de fibras de color amarillo y rosa son bailes de mascaras donde el portador se inclina hacia el suelo mientras bailan sobre unos altos zancos  así establecen una conexión entre lo terrenal y lo sobrenatural .

 Desde lo alto de la colina vi como el cielo se puso marrón, el desierto de arena se iba comiendo todo y Avanzaba desde lo lejos como una ola gigante, se avecinaba una tormenta y baje  temeroso tan rápido como pude y como algo que nunca había visto, parecía que iba llegar el fin del mundo yo me resguarde en mi habitación  en la noche los Dogon bebían cerveza  compartimos un rato y después se fueron montana arriba de vuelta a casa  caminaban montana arriba en la noche sin luz  la noche caía también en el universo Dogon , en la mañana salimos temprano  atravesábamos los caminos de arena por el medio de las cosechas y campos, la falla siempre estaba paralela a nosotros elaborados saludos muy particulares hacían los Dogon  cada vez que un Dogon se encontraba con otro  paraba su moto durante un ritual de saludo la persona que ha entrado en contacto responde una serie de preguntas sobre toda su familia de la persona que ya estaba en el lugar  invariablemente la respuesta era Seva ( todo esta bien ), entonces el Dogon o la Dogona que ha entrado en contacto repite todo el ritual preguntando al residente como esta su familia lanzaban una reta fila de palabras rápidas y la respuesta era siempre Seva  así hasta cinco veces seguidas Seva, Seva, seva ,seva ,seva .... Nunca se cansaban  de repetir  la palabra Seva  cada vez que se encontraba un Dogon con otro Dogon .

 Históricamente los pueblos Dogones se establecieron en el área de Bandiagara como consecuencia del rechazo de esta etnia a convertirse al islamismo hace alrededor de mil anos .

Los Dogon permanecieron fieles a si mismos y se resistieron a los intentos de conversión por parte del islam  de igual modo actuaron a partir del siglo xix ante la llegada del cristianismo  la mayoría son animistas pero conviven todos juntos musulmanes y cristianos en las casas podía ver guardadas esculturas de madera  sus motivos giran en torno a valores religiosos, ideales y libertades, seguíamos con la moto atravesando pueblos en el país Dogon, Tireli,Komokani, Ourou, Nomburi, Dourou, de vuelta a Bandiagara tenia  otros treinta y dos kilómetros de inmensas dunas de arena roja que yacían bajo las faldas de  la falla de Bandiagara al aproximarme en moto por los  caminos de arena que atraviesan la verde llanura  llegue a lo alto del  segundo plato es un escenario grandioso  otro mirador que se perdía en el infinito  horizonte de un Edén sobre el desierto, me llegaban las respuestas a tantas preguntas y seguía igualmente emocionado en mis treinta y dos kilómetros  de vuelta hacia Bandiagara yo guardaba en la retina estas tierras del Universo Dogon .

Los Dogon siguen siendo un misterio , en la década de 1930 los etnólogos franceses Marcel Griaule y Germaine Dieterlen afirmaron que los Dogon poseían conocimientos secretos sobre la estrella Sirio B, cercana a Sirio, Sirio B solo puede ser observada mediante aparatos de  alta tecnología moderna, el sistema Dogon revelaba un conocimiento preciso de hechos cosmológicos solo conocidos a través del desarrollo astronómico moderno, los Dogones parecían conocer todo sobre la estrella Sirio, algunos estudios concluyeron que los Dogon habían sido visitados por unos seres extraterrestres llamados ( Nommos) del sistema Sirio  .

Ryszard Kapuscinski escribió en su libro  Ébano África es todo un océano, un planeta aparte, todo un cosmos heterogéneo y de riqueza extraordinaria  solo por convención reduccionista, por comodidad, decimos África, en realidad  salvo por el nombre  geográfico, África no existe .

De nuevo estaba descansando en la habitación de mi hotel en Bandiagara , antes de partir hacia el país Dogon conocí en el hotel una pareja de Españoles a decir verdad ellos y Yo fueron los únicos turistas  que encontré en mi viaje por Mali  fueron ellos quienes me informaron sobre el país Dogon y  la falla de Bandiagara llegaron al hotel después de haber echo un treking de cinco días  por la falla, gracias a su información  me anime yo a ir en solitario hacia la falla de Bandiagara ellos me pusieron también al día de la situación que se vivía en Mali  habían secuestrado dos turistas franceses en Sevare, el mismo pueblo donde yo pase la tarde esperando el bus hacia Bandiagara  a unos pocos kilómetros mas allá de donde me encontraba en aquellos momentos,  la embajada francesa buscaba  a otros siete turistas con la intención de sacarlos del país, llamaron estando yo en el hotel para localizarlos,  mi intención era navegar por el rio Níger desde la ciudad de Mopti hacia la mítica Tombuctú en el mismo Sahara donde empieza el territorio de los Tuareg , todo indicaba que no era seguro en aquel  momento hacer esa ruta de tres días por el rio Níger y cualquier extranjero estaba expuesto al riesgo de secuestro por los rebeldes, la pareja española siguió su camino en coche  hacia Burkina Fasso, No pasa nada si no pasas por  Mopti, navegar por el rio hacia Tombuctú no te lo aconsejamos  la cosa esta muy fea ahora, será peligroso , yo estaba solo ahora en aquel hotel descansando y a pesar de que en el país Dogon estaba seguro el camino hacia Tombuctú era de alto riesgo, la policía me aseguro que el paso hacia Tombuctú estaba cerrado para los extranjeros, decidí salir y tomar un bus directo hacia la capital Bamako, un Caos era bajar al centro de Bamako, una batalla libraba todas las  mañanas para pasar el tramo de la vía principal es la arteria donde confluye todo, la vida, las gentes, los mercados, los animales, los coches, mi viaje por Mali estaba completo, Déjenme y el país Dogon habían superando mis expectativas, Mali era un país patrimonio de nuestra humanidad .