Spanish Chinese (Simplified) English French German Indonesian Portuguese Vietnamese

Visitas

Visitas del artículo
1871856

La ceremonia del cafe

                                                                    ETIOPIA
Saliendo de Sudan y entrando en Etiopia ya empiezo a ver las típicas casitas de paja africanas , aquí los poblados son en mayor numero , esa imagen que todos tenemos del AFRICA , poblados de casitas de paja donde los locales se van bajando , todavía me estoy adaptando a África , acostumbrándome a ser el único blanco en el pasaje , he notado el cambio de Sudan , un cambio muy considerable en todos los sentidos , en sus paisajes , gentes y cultura , de los paisajes desérticos de Sudan a una Etiopia verde montañosa , con acantilados infinitos , unos paisajes que no esperaba , una región montañosa hay que atravesar al pasar la frontera de Matame , de las mujeres (musulmanas )de Sudan tapadas , a las Etíopes (cristianas coptos) , medio desnudas , tribal , casi sin ropa los niños , mal aspecto en mi primer contacto , cuando subí a la furgoneta allí en una triste explanada mas allá de la frontera , desconfiaba de estas gentes , todo se veía tan pobre , muy pobre , a los 15 minutos de trayecto ya era uno más , ahí estaba como siempre mirando por la ventana , asombrado , un poco asustado al principio por todo , cuando la minivan paraba en ocasiones subía algún hombre con una metralleta , un viejo Kafelnikov que lleva colgado por el cuello , lo apoyaba sobre el asiento , entre sus piernas , o lo abrazaba con los brazos medio durmiendo , al lado mío estaba ese hombre , tal vez con eso protegen el ganado , o tal vez son guerrilleros , o tienen licencia y son policías vestidos de campesinos , o por aquí cualquiera que pueda pagar un arma se hace con ella , todo estaba tranquilo así que tenía que familiarizarme con esto .
Llegamos a Gondar antigua capital imperial de Etiopia , viendo como se mostraba todo , Gondar era como haber llegado a una ciudad moderna en Etiopia , la gente en Gondar era también tremendamente amigable , la ciudad tiene ya vida , en los bares los Etíopes se reúnen para tomar cerveza , algunos hasta tienen música .
Gondar tiene mucho más que eso , Fasil Ghebi , un recinto real amurallado del siglo xii , desde que los emperadores Etíopes reinaron aquí sobre todo el imperio , mucha historia en Etiopia por descubrir , 1 km de muralla fortificada rodea el reciento imperial , construcción al estilo Gondar , en su interior el castillo y las fuentes de Fasilides , muchas iglesias y castillos en Gondar , con 12 puertas de acceso y 2 puentes , algo así como haber viajando a la época de Camelot y los caballeros de la mesa redonda , el Castillo bien se parece a Camelot , el castillo de Fasilides en Gondar.
Una cultura milenaria, Etiopia fue el segundo país más antiguo del mundo en adoptar el catolicismo como religión oficial, el primer reino en adoptar el cristianismo , único entre los países africanos, Etiopia nunca ha sido colonizada de ahí su historia , Etiopia un país por descubrir.
Unos días fantásticos en Gondar y nos vamos hacia Lalibela , iba encontrarme para viajar con un amigo , un duro viaje , no madrugue para coger el bus directo que salía a las 5 madrugada , me imaginaba la misma historia de siempre , levantarme para salir a las 9 , esta vez que no me levante , si salía a las 5 , cuatro furgonetas y un bus , pueblo por pueblo, cambiando de transportes , avanzando poco a poco , casi sin espacio pa respirar , atestadas de gente , con perfume incluido , si no hay apenas agua no pidas milagros , Etiopia muy pobre , atravesé montanas que ni imaginaba que existiesen , caminos de tierra sin asfaltar , poblados con las típicas casas redondas de paja , seco , árido , largas distancias en busca de agua , km por la carretera caminando , trasladándose con el ganado de pueblo en pueblo , todo es colorido , lleno de vida , la vida fluye sobre la carretera , los burros cargando sobre sus lomos el agua , las mujeres con bidones de agua sobre la cabeza , los niños con garrafas arreando el ganado con palos , Etiopia donde el agua es la esperanza de vida .
Fue una llegada apoteósica , emitiendo sonidos tribales a nuestra llegada a Lalibela , todas las las gargantas al unísono , rugiendo como un grito de guerra , cantando y celebrando la llegada a Lalibela , Etiopia tribal , África .
No era un día como otro cualquiera el día que partí hacia el aeropuerto , un mes de celebraciones y ansiosa espera , la tierra es tan seca aquí que apena llueve 2 meses al año , las casas de paja y barro , el terreno poco fértil , sin agua la vida se hace menos vida , el firmamento no deja por eso de ser desolador , en lo más remoto de la sábana africana , más allá aún , y veo grandes grupos de animales , todos ellos delimitados por una verja , y al otro lado , la pista de aterrizaje , es entonces minutos después cuando el avión con 2 motores de hélice aterriza sobre la pista , apenas cuento con los dedos las personas que allí esperan , el vuelo Adís ababa , lalibela ha llegado a su destino , punto de encuentro de 2 almas viajeras , todo luce como habíamos imaginado , colorido , igual que las mas de 50 banderas que cubren su equipaje , banderas de cada país visitado , ligeras ellas , pues mucho peso no ha de llevar un viajero , ese hombre que por la puerta asoma , mi amigo HEber .
Fue una tarde a los pies del Annapurna cuando conocí a HEber , paseando por el lago de Pokara , casi un año atrás , ha pasado tan rápido el tiempo que parece que fue ayer , aquel día sentados en una mesa como único testigo el aura Nepalí decidió nuestro destino , acaso la vida no está hecha para sueños , sueños que sobrepasan las cumbres más altas y borrascosas , esas que teníamos enfrente , de una manera u otra ellas marcarían el comienzo de este viaje .
HEber nació en el pequeño pueblo de laboulaye , al sur de la provincia de Córdoba , la gauchesca Pampa argentina , 25.000 habitantes en la seca Pampa , aquella tierra que lo vio crecer , un día decidió cambiar la pulcritud y el orden de un laboratorio al andar casual de un viajero , dejo de enseñar en las aulas universitarias para convertirse en un alumno del camino , la mejor escuela de vida , atrás habían quedado esos días de fragante elegancia donde impartía clases con traje , zapatos y corbata , su amor por la ciencia había pasado ahora a segundo plano .
Pantalón corto deshilachado, gafas de sol, camiseta de Garfield y los dedos de sus pies en contacto con el aire, ese fue el HEber que encontré a la salida del aeropuerto.
sus ojos despertaron al instante soqueados por las primeras imágenes de un África profunda , colores de piel , rasgos , vestimenta , esos primeros pasos sobre el camino pedregoso de tierra que marcaban el ir y venir de estas gentes , HEber observaba por la ventanilla , un espectador sin previa reserva , era tanta gente la que por la carretera caminando se cruzaba , bienvenido a África le susurré .
Enero se convirtió en diciembre , los 2 habíamos llegado de países musulmanes , HEber de Jordania yo del Sudán , ala nos había quitado nuestras cristianas Navidades , no así las navidades en Lalibela , un pueblo en el corazón central de Etiopia , el lugar de peregrinaje más importante para los cristianos ortodoxos Etíopes , el 7 enero nació Jesús según el calendario juliano , todavía aquí usan el antiguo calendario Juliano que se basa en la interpretación bíblica del principio del Mundo , un retraso en el calendario por motivos religiosos , un calendario con 7 años de retraso respecto a nuestro calendario gregoriano que se basa desde la creación de Roma , 12 meses , 30 días mas 1extra de 5 días , era el año 6 enero 2008 cuando Heber llego a Lalibela , Navidad , Ahora si habíamos recuperado nuestras Navidades cristianas , en Enero, no hay regalos de Navidad ni por aquí pasan los reyes magos , he encontrado una humilde habitación en la parte baja de Lalibela , casi ni sale agua pero nos apañamos , muchos días nos quedan por delante en nuestro camino por África , con la hora ni nos aclarábamos , hay un camino que sube al monte , todas las mañanas a las 4 madrugada , todavía de noche , se levantan casi en procesión , fieles con largos palos de madera , hierros con forma de cruz y paraguas de colores , suben al monte caminando , a la iglesia , situada en la zona alta Lalibela , el camino está justo enfrente nuestra casa , algunos llevan atuendos de monje y una enorme cruz en la mano , un pueblo perdido en las tierras altas de Etiopia , en las estribaciones montañosas , sobre la bruma , el ambiente es de otros tiempos , Heber es un tipo sin dogmas , no tiene mucho interés por la iglesia , si bien aquí es diferente y se escapa de toda clasificación conocida , no existe conjunto alguno de este tipo de arquitectura en todo el mundo , en el siglo xii el príncipe de Lalibela quería crear en áfrica una nueva Jerusalén , mando crear un conjunto de iglesias rupestres , sin ladrillos , sin madera , sin nada , iglesias únicas en el mundo , íntegramente talladas , excavadas en la roca , formando un monolito , una única piedra , una maravilla de iglesias que no tuvimos el gusto de conocer , 50 dólares para visitar todo el conjunto de iglesias , 13 iglesias diferentes ninguna igual a la otra , un precio impuesto para los turistas , pues bien ya es más que el salario de un Etíope , no pagamos la entrada pero un día paseando por Lalibela logramos colarnos a una , se hunden en el suelo , incrustadas bajo tierra formando un templo en forma de cruz , todo esta fuerza religiosa reúne estas fechas miles de fieles , las calles de Lalibela se tiñen de color blanco , de ritos , de plegarias , igual que en la época de Lalibela , todo sigue detenido en el tiempo .
Todas las calles están llenas de gente, celebraciones en Lalibela.
La vida aquí es muy rural , casi olvidados , Lalibela alta , Lalibela baja , todos los días subíamos y bajamos , yo siempre esperaba alguien para la subida , Heber subía caminando , la bajada era mucho mas fácil .
la comunicación era inevitable , no podíamos caminar 100 m sin que algún niño o persona se acercase a nosotros , el turista es la atracción estas fechas en Lalibela mas que las propias iglesias , todos los días teníamos nuevos amiguitos invitándonos a sus casas , a la ceremonia del café , tradición Etíope , Heber me animaba a caminar , le encantaba mezclarse con la gente , la vida en Etiopia pasa por la carretera , un día caminamos hacia el otro lado , hacia el lado opuesto del pueblo , encontramos una escuela de niños , Heber hablo con la directora , quería tener un detalle con su profesora de Universidad , esa mujer tan cercana al , la que le enseño el amor por la ciencia , la literatura , el arte , la música , le tenía mucha estima , reunió a los niños en coro y les enseño unas palabras en español que había dibujado en la pizarra , en Español y en lengua Hamarica , la lengua Etíope , de nuevo enseñando , de la universidad al colegio de primaria , la frase era ( feliz cumpleaños , señorita Ana ) , lo habíamos grabado en video , todavía faltaba un mes pero ya estaba realizado , era su regalo de cumpleaños para la señorita Ana .
Así pasaban nuestros días por Lalibela , siempre en contacto con estas gentes , muy cercanas , esto es lo que hace a estos mundos diferentes , el acercamiento , la calidez , el contacto día a día , muchas veces esperando algo a cambio , superviviendo , otras no , muchas veces en Lalibela fuimos invitados por familias muy pobres , en sus casitas de barro y paja , a la ceremonia del café , así se lo habíamos prometido a un niño , todos los días nos seguía insistiendo , al final fuimos a su casa , la familia nos recibió encantados , primero la ceremonia del café , tradición etíope , después la comida , carne con Enjera , típico plato Etíope , quisimos colaborar con algo económicamente pero la Mama lo rechazo , El Niño se había hecho nuestro amigo , no se despegaba de nosotros , subía con nosotros a la ciudad , decidimos comprarle una camiseta , las típicas camisetas religiosas con la cruz de lalibela , fue así cuando se me ocurrió preguntarle por su equipo de fútbol , el Real Madrid, que niño no desearía la camiseta de cristiano Ronaldo , El Niño estaba todo emocionado , el error fue que no la encontramos , no había talla pequeña por ningún lado , toda la mañana , puesto por puesto , mercado por mercado , fue imposible hacer feliz al niño , verdaderamente estábamos agotados , ya cansados con esta historia , horas y horas , lo mismo al día siguiente , lo intentamos pero era repetir otra vez lo mismo , le explicamos que no era posible , El Niño regreso a casa , cuando nos fuimos pasamos a despedirnos del niño , le dimos algo de dinero para que comprase lo que quisiese , el nos regalo una cruz de lalibela .
Moraleja - si quieres tener un detalle con un niño, no se te ocurra decirle que si quiere la camiseta del Madrid, puede que no tengan la talla pequeña.
Habíamos llegado a Lalibela para ver las celebraciones religiosas, al final poco contacto con las iglesias tuvimos, sin con las gentes del pueblo, esos paseos arriba y abajo, esas preciosas ceremonias del café, lo más lindo en nuestro viaje por Etiopia.
                                                        Ceremonia del café
La ceremonia del café es una tradición en Etiopia , una ceremonia de la hospitalidad Etíope donde se estrechan los lazos sociales y familiares , también un sustento en esta económica de subsistencia , todo este ciclo de preparación se realiza delante de uno , de manera ceremonial .
Primero lavan el grano en una tina sin tostar , mientras se va lavando el café en un infiernillo metálico se va haciendo la brasa , sobre un platillo casi plano , con calma y moviéndolo tranquilamente , el café se va tostando , una vez tostado el grano , se pasa el platillo para degustar el aroma , durante la ceremonia en las casitas con el suelo lleno de paja se utiliza incienso y sándalo , bien tostado este , se muele a mano , en un pequeño recipiente , con un mortero alto y estrecho se golpea con una barra larga , pesada metálica , el grano tostado y molido se coloca en una jarra de cuello estrecho y base ancha , se ánade agua en el mismo fogón donde se tostó el café hasta hervir , la forma de la garrafa y la peripecia impiden que los posos se mezclen con la infusión , una vez hecho con cuidado , despacito se depositan en unas tazas de porcelana sin asas , delicioso café , listo para tomar , nunca en mi vida había disfrutado tanto tomando un café , no soy de tomar café , pero en Etiopia se convirtió en un ritual , en cualquier casita por la carretera , no había día que Heber y Yo dejáramos pasar sin sentarnos a la ceremonia del café , Etiopia y la ceremonia del café .
Viajar en transporte público por Etiopia significa levantarse a las 4 madrugada , carreteras tortuosas que podrán a prueba tu resistencia como viajero , no es fácil viajar Etiopia por tierra , distancias cortas que se pueden hacen eternas , las conexiones no llegan en el mismo día , los buses muy básicos , asientos de 3 , y asientos de 2 , casi sin espacio , 2 días para viajar 670 km hasta Adís Abeba , una parada para dormir , al día siguiente arriba que nos vamos , todo comenzó una mañana muy temprano , ya en guardia , a primera hora , maletas al techo , 2 pasajeros más hacia Adís Abeba , a decir verdad este viaje fue bueno , cuando viajar en bus se convierte en un día de playa pero sin playa , con ceremonia del café y fiesta incluida , una parada para dormir en algún lugar de camino hacia Addis Abeba .
                                                             Adís Abeba
Hemos llegado a la capital , Adís Abeba , en el centro plaza Piazza , un clásico de los clásicos , el hotel Taitu , el primer hotel de Etiopia , ( 1898) la historia de Adís .
Todo completo , otro hotel una calle paralela , en la parte de atrás del Hotel Taitu , el Hotel Taitu lo vimos tan rápido como se fue , adiós historia , una nube de humo tóxico se acercaba a nuestra habitación , fue así cuando el dueño decidió desalojar nuestro Hotel , el fuego avanzaba hacia nuestro edificio , la tensión crecía , el Hotel Taitu estaba quemando , poco pudieron hacer los bomberos más que apagarlo , el Hotel Taitu quedo completamente calcinado , nosotros nos hemos salvado por poco , 15 minutos , un pedazo de historia que se fue , ahora ya si , los nuevos inversores compraran el terreno por una suma irrechazable , podrán así construir en su lugar un gran complejo hotelero , un modesto hotel lastima de un incendio por un súper lujoso hotel 5 estrellas , el tiempo dará la razón o no dará la razón .
Tras la gran noticia que conmociono Addis Abeba estos días la vida sigue , todo ha vuelto a la normalidad , la camiseta del Madrid la hemos cambiado ahora por las patitas para la cámara de fotos de Heber , guiados por unos chicos en las calles de Adís Abeba recaímos en el Merkato , una extensión de calles , chabolas y edificios ruinosos convertido en tiendas y comercios , una barriada comercial en la capital de Etiopia , donde el regateo es un arte , ropa , zapatos , electrodomésticos , burros , coches , caos , trafico , gente viviendo en las calles , un mercado tal vez no aconsejado para la visita de los turistas , la real vida Africana y las patitas de la cámara siguen sin aparecer , no hay negociación .
Preparando nuestro viaje hacia el Sur, en busca de las tribus Etíopes, hacia territorio Hamer y Mursi.
La estación central de bus en etiopia , situada cerca del Merkato , a primera hora de la mañana el caos que reina es ensordecedor , cientos de buses se sitúan en posiciones diferentes , sin orden alguno , a derecha a izquierda , por el medio , cruzados , adelante y atrás , encontrar tu bus es lo más parecido a encontrar una aguja en un pajar , pregunte a quien pregunte el caos reinante y el desorden se apodera de todo , no hay manera de localizar tu bus , cuando están llenos salen , todos se van abriendo paso en el camino como pueden , a bocinazos para salir de su propio atasco , ni carteles que señalen tu destino , ni nada parecido , nadie se aclara , todos arriba y abajo con las maletas desesperados , nos han cambiado el bus que nunca encontramos , 1 hora mínimo con antelación necesitara para aclararse en esta trama sin final cierto , ese misterioso secreto de donde estará mi bus , al final partimos , Adís Abeba , Awasa , Arbamich , y por fin Jinka nuestro destino para explorar los recónditos y perdidos valles del Rio Omo en Etiopia , hogar de las tribus Mursi y Hammer , Karo .
El bus está llegando a Jinka , ya son muchos kilómetros atravesando el territorio Hammer , los niños corren paralelo al bus , con las manos al aire , cada botella de agua lanzada es un regalo para ellos , muy apreciadas estas , las mujeres y los hombres caminan por la carretera semidesnudos , con los pechos al aire , Heber se ha cambiado hacia adelante del bus , estamos en territorio Hammer , el bus se detiene , una parada para hacer necesidades , nosotros somos ahora los extraños , increíble sensación en nuestro primer encuentro , ninguno de los dos esperaba esto , toda la carretera está llena de Hamer , sus coloridos trajes , sus miradas en apariencia desafiantes para nosotros y sus cabellos untados en arcilla nos han dejado casi sin palabras .
Hemos llegado a Jinka , el pueblo central , el punto más cercano para explorar estas tierras , algún banco , una gasolinera , algunos hoteles modestos y el bar preparado para los turistas , un esplendoroso bar , restaurante , decorado con fotos y cuadros de las tribus , sillas y mesas preciosas talladas en madera , nada parecido a cualquier otro bar local del pueblo .
Si alguien viene tan lejos, es para no perderse el encuentro con las tribus, entrar en los parques nacionales que rodean el Valle Omo, muchos grupos étnicos son los que habitan por estos valles.
Todo lo que hay montado alrededor de estas tribus es para nosotros un circo , alquilar un coche sale por más de 100 dólares , 4x4 , ánade el guía y escolta de seguridad con rifle Kafelnikov para protegerte de las tribus , que en ocasiones son muy agresivas .
Todo son tours para el turista , para su contacto con las tribus , todo montando de manera irrisoria , asistir a la ceremonia del salto de la vaca , los Hammer al alcanzar la madurez se convierten en guerreros adquiriendo el derecho a casarse , saltan por encima hileras de hasta 10 vacas para ganarse a su esposa , las mujeres bailan y cantan exhibiendo sus mejores peinados de arcilla y collares , las mujeres son azotadas recibiendo fuertes latigazos con una vara , el ritual del amor , un golpe fuerte y seco que les marcara sus cicatrices de por vida , ellas aguantaran los azotes demostrando valor , cuanto más valor y aguante , más deseable será a los ojos de los varones y mas dote conseguirá , todo esto son las tradiciones Hamer .
En jinka siempre le venderán una ceremonia de casamiento , los extranjeros podrán asistir al salto de la vaca , si no hay la inventan , saltaran para el turista y vestirán sus mejores galas sin ningún motivo aparente , un circo montado alrededor de todo esto , poco tiene de real el contacto con estas tribus , si quieres fotos has de pagar , algo entendible en este caso , una manera de sacar algún beneficio dado la difícil situación que se vive en un país tan pobre como Etiopia , pero ya no se trata de pagar foto o no foto , todo esta tan maleado que ni siquiera tienen el más mínimo interés en nada , solo eres un billete andante , Heber y Yo decidimos no hacer nada de esto , tras informarnos de las visitas a alguna tribu nos pareció todo un circo montado alrededor , los mismos poblados los habíamos visto por la carretera en nuestro camino hacia Jinka , realmente si queríamos algún contacto más real solo teníamos que volver atrás unos km , por la carretera caminando los encontraríamos , a las orillas sus casas , lo habíamos visto en el bus a nuestra llegada , todo lo que rodea estos valles es territorio Étnico , alquilamos la moto a un chico diciéndole que solo íbamos a dar una vuelta por el pueblo , recorrimos el territorio Hamer por nuestra cuenta , hasta donde llego la moto ese día , por la carretera de vez en cuando parábamos para hacer alguna foto a los Hamer , ellos ya están acostumbrados a que pagues por ello , hay que pagar , intercambiar fotos por Birris la moneda Etíope , pero aquí ya menos , disponibles y amables , entrabamos en contacto sin ningún problema , acostumbrados al turista , un viaje en moto por el territorio Hamer .
Las tribus Mursi , más de lo mismo , peor aún , parecen ser menos sociables que los Hamer , estas cobran 10 veces más por las fotos , si no pagas se enfadan , saben que son mas fotogénicos , para acercarnos a ellas decidimos ir al mercado del pueblo , los Domingos bajan al mercado , es fácil encontrarte con Mursi , no te preocupes en cuanto te vean te dejaran que les saques fotos , nada más , ese será el contacto que tendrá con ellos , pagar y pagar fotos , creo que nos valió con verlos , es suficiente , ya los hemos visto , un par de fotos y llega.
Los Mursi llevan enormes platos de arcilla en los labios , cuanto mayor es el plato más elevadas son las expectativas para realizar un buen matrimonio , los jóvenes se enfrentan entre ellos , una pelea con largas varas , el ganador tiene derecho a elegir esposa , se dice que siglos atrás los traficantes esclavos acudían a robar las mujeres , para alejarlos les incrustaron estos platos de madera en los labios , horrorizados de estas extrañas muchachas se iban , con el tiempo quedo como tradición , ahora es un objeto de belleza y culto , una tradición Mursi , no todas las mujeres llevan los platos puestos , algunas simplemente se pintan con dibujos étnicos , Mursi , culturas del mundo .
19 Enero , una multitud de gente salida de todos los rincones se reúne en el pueblo , es el día de la Epifanía del Señor , el bautismo en el rio , durante esta ceremonia el Tabot una representación del arco de la alianza sale en progresión envuelto en telas sobre la cabeza del sacerdote , adelante van colocando alfombras rojas que van enrollando y desenrollando a lo largo del trayecto , así todo el trayecto , pon alfombra quita alfombra , una tras otra , mucha rapidez estos devotos para llegar a tiempo con la siguiente alfombra roja , algunos llevan enormes palos que alzan al cielo bailando , grupos de estudiantes uniformados que cantan al paso las profesiones , sotanas blancas y muchos paraguas de colores .
Tras 5 días en Jinka es hora de partir , otro madrugón y otra parada en el camino para dormir , otro pueblo de no sé donde en nuestro camino por Etiopia , cuando el bus salió al siguiente día todos se lanzaron en avalancha , corriendo y golpeando el bus hacia la puerta , ni siquiera había aparcado , el que entro primero consiguió asiento , los que no que se apañen como puedan , todo el viaje sentado encima la maleta en el suelo, al fin tras varias paradas para arreglar el motor llegamos a la frontera , decidimos pasar al otro lado para hacer noche , ya en el lado Kenia , próximo destino Kenia .
Todo es muy tribal en Etiopia, increíble país, si el norte era increíble por sus castillos, iglesias y palacios en el Sur las tribus, a pesar de todo esto que rodea las tribus no dejar de ser increíble poder visitar las tribus del sur de Etiopia, Etiopia un país por descubrir, el país de la ceremonia del café.